en descategorizado

Espriplopio, “No queremos que entiendas su nombre, solo que pruebes su sabor”

Actualización 16/06

Este post lleva varios días colocado en el top10 de los resultados de google.es al buscar ‘espriplopio’. Digo yo que de algo me tendría que servir escribir (bueno, cuando escribía…) un blog desde diciembre de 2004 y tener un dominio .com desde 2007 🙂
Un día os contaré qué cosas pueden ocurrir cuando posicionas tu página en la primera posición de google.es cuando la gente busca información sobre un restaurante en concreto o una peluquería!

Reconozco que mis lectores, bueno no sé si todavía queda alguno por ahí (algún ‘reader’ que todavía mantiene su fidelidad en su lector de ‘feeds’), en cualquier caso, decía, reconozco que aquellos que se pasen por aquí merecen descubrir las historias a las que os tenía acostumbrados, más aún cuando llevo meses sin hacerlo. Sin embargo, hoy el domingo dará paso al lunes y en olivermiranda.com seguirán faltando las letras que os debo desde hace tanto tiempo.

Espriplopio. Detrás de una palabra que oficialmente no existe aparece la respuesta a dos preguntas: ¿Por qué llevas tanto tiempo sin escribir? y ¿por qué has vuelto hoy a hacerlo?

La primera la responde en parte, pero no diré nada más hasta dentro de un tiempo. Sobre la segunda es sencillo, vuelvo a escribir para promocionar una palabra sobre la que un grupo de amigos hemos montado una especie de cóctel fantástico que descubrimos hace poco. Así pues, sólo puedo invitaros a disfrutar de él con nosotros, aunque primero os pedimos algo de participación, esto es, uniros y participar en nuestra página en facebook (todavía en proceso de formación), en nuestro twitter (aún en el vientre de su madre) y en nuestra web www.espriplopio.com (una cosilla modesta)