en descategorizado

territorio ocupado por inmigrantes

Registro Civil. Plaça Duc De Medinaceli, 2. Barcelona. He tenido que leer un par de veces la placa que cuelga en la entrada para cerciorarme que no me había equivocado de dirección. Que aquello era el Registro Civil y no la embajada de algún país sudamericano.

Ella, que ha llegado algo antes y me ha esperado en una cola que ya se extiende hasta el Carrer de la Mercè, ha comentado que esto es territorio ocupado por inmigrantes, en su mayoría de América del Sur. Es por eso que los funcionarios, me explica, agradecen una voz familiar, un catalán que contrarreste por un instante a ese castellano latino. No hemos tardado mucho en comprobarlo. Después de realizar las gestiones pertinentes, y mientras volvemos a hacer cola para resolver algunas dudas más, aparece una mujer de cincuenta y pocos. Pregunta qué queremos (“Què voleu?”) y nos saca de la cola para responder a nuestras cuestiones. Amable, atenta, simpática, nos soluciona los problemas en tres minutos pero continúa hablando: “Si vienes tú, si viene ella…, mejor venir los viernes, esto está más tranquilo, los lunes…” Muecas y silencio descifran el panorama de este espacio a principios de semana.

¿Quieres escribir un comentario?

Comentario