en descategorizado

pareja de riojanos

He dormido menos de cuatro horas pero el pánico a quedarme frito y despertarme en el centro de Vigo no me permite echar una cabezadita, así que aprovecho la compañía del mini para escribir algunas entradas atrasadas.

Domingo. 09:30. Como ya escribí a inicios de febrero, según el compañero de asiento, el viaje en AVE puede convertirse en un trayecto poco agradable. Sin embargo, con dos plazas para uno solo la comodidad es máxima. Observo un paisaje que cada vez se hace más familiar mientras miro de reojo al otro lado del pasillo. Una pareja de riojanos con los apuntes encima de la bandeja, los ojos adormecidos y las manos entrelazadas. A eso le llamo yo repasar los apuntes concienzudamente.

¿Quieres escribir un comentario?

Comentario