web analytics

Óliver Miranda

Periodista & Community Manager

Menu

carné joven


Supongo que tendremos que esperar un 11M en el corazón de la Alta Velocidad Española para que se implemente un sistema de seguridad acorde con el terrorismo global en el que andamos metidos desde hace algún tiempo. Hoy me dejé las granadas de mano en casa, pero quién sabe, quizá la próxima vez no las olvide, me las meta en los bolsillos y reviente un par de vagones. No quiero víctimas, sólo despertarnos de este estado de falsa seguridad en la que vivimos.

Pasado el estúpido episodio de las maletas recorriendo un escáner de inspección por rayos X, mientras sus dueños no atraviesan ningún arco de seguridad, enseño mi billete y mi carné joven. Justo lo que han hecho tres de los cuatro pasajeros que me precedían la cola.

Un empleado de Renfe arranca el resguardo y comienza a mirar el carné, lo toma con una mano, le da la vuelta y… me pide el DNI. Aquí hay alguien que no se cree que tengo menos de 26 años. Yo, que viendo su cara de incredulidad, preveía esa petición, le cedo mi documento de identidad mientras mis labios dibujan una divertida mueca, sé que estoy viviendo una impagable entrada para el blog. Mantengo el silencio mientras contrasta la foto del carné con la cara del tipo que tiene delante y confirma la fecha de nacimiento. Justo en ese instante no puedo evitar comentarle al cuello de mi camisa: “Mañana cumplo 25”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *