web analytics

Óliver Miranda

Periodista & Community Manager

Menu

cuscús


A diferencia del sábado, ayer desperté pronto. Relativamente pronto. Seis horas de catre y el agua tibia recorre con suavidad mi cuerpo. Dos paradas y un trasbordo. Sagrada Família. Su demora no alcanza más de cinco minutos. Dilatando nuestros encuentros conseguimos hacerlos todavía más esperados. Nos abrazamos con fuerza.

Es fiesta en el barrio. Fiesta de ‘Castellers’. Torres humanas se elevan ante la atenta mirada de los vecinos y la curiosidad de los turistas.

Sobre la dos, con el estómago comenzando a protestar, recuerdo que alguien me había invitado a comer. “Algo improvisado pero en buena compañía”, dijo anoche cuando nos despedimos tras una rápida cena en el Os Ríos.

Son las tres de la tarde. Poble Sec. En una terraza interior el silencio hace dúo con el píar de la fauna aviar del lugar. A ella le ha gustado la idea de comer y a mí me ha encantado que le gustara. Así pues, sentados en el suelo, la improvisación tiene esta cosas, saboreo un cuscús cocinado también de improviso, rodeado de tres bellas princesas y el mejor príncipe anfitrión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *