dejar su ejecución para el final

El error no sólo radica en aceptar encargos por los que trabajas mucho y cobras muy poco, sino en dejar su ejecución para el final. El artículo que me puse a perfilar hace menos de dos semanas era un encargo de mediados de diciembre. Por aquel entonces no pude negarme, a tres meses vista, tenía tiempo suficiente (además era un tema sin muchas complicaciones). Sin embargo, al paso de las semanas le acompañó mi desidia y comencé a maldecir mis malos hábitos. Mi estúpida capacidad para posponerlo todo una y otra vez. Finalmente reaccioné a tiempo, encontré los contactos necesarios para montar algo más o menos aceptable y escribí, escribí, escribí… prometiéndome no volver a dejarlo todo para más tarde.

5 comentarios sobre “dejar su ejecución para el final”

    1. @ Montse – Carme
      Definitivamente no me merezco los lectores que tengo. Això sí, em deixo per vacances les lectures proposades. Primer ens ficarem al dia amb el blog 🙂

      Ah! Carme, trobo a faltar la tema matemàtica moto aparcada a Perill amb Venus.

  1. ya… tanta classe els divendres i dissabtes, tanta feina, tants viatges a París aquest cap de setmana 😉 però si obriu per setmana santa, estaré allà com un clau

    1. Obrir per Setmana Santa? Ho preguntes com si el Falstaff s’hagués oblidat algun cop d’aquells que no marxen enlloc! La setmana que ve… quatre dies ‘non-stop’!
      Així doncs ens veiem després de la teva escapada parisina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *