web analytics

Óliver Miranda

Periodista & Community Manager

Menu

tentación casi irrechazable


Forma parte de ese reducido grupo de personas por las que no me importaría volver a la Facultad, de aquellos que siempre estuvieron allí a pesar de mi estúpida manía por aislarme del mundo. Él, junto al ‘alemán’ y al ‘chino’, dibujan el trío en el que me gusta inspirarme cuando no ando nada fino.

Estaba pensando que, en parte, es culpable de que abriera esta casa a finales del mes septiembre de 2007,  tras aquel intento fallido por ayudarme a escapar de la apatía vital (y económica) en la que estaba metido. Aquella ‘no llamada’ creó mi primera entrada. Por aquel entonces huyó de uno de los mejores ambientes laborales que existen en la actualidad (o eso dicen las estudios que dicen que saben de esto), huyó de un sueldo bueno que poco a poco se iba a convertir en mejor; huyó de un trabajo que nadie hasta entonces había dejado a las pocas semanas de llegar, huyó…

Lo cambió todo por miles de horas de inestabilidad laboral. Inestabilidad, es cierto, pero en el trabajo que ama. Ahora, ahora que la inestabilidad continúa, el destino le vuelve a ofrecer una tentación casi irrechazable. Sin embargo, sabe que apostó fuerte hace meses y ahora no va a echarse atrás. Ha dicho que no. Así que ahí sigue, escribiendo para miles de personas que sólo conocen sus letras y que no saben nada del personaje que hay detrás de aquella firma que se está haciendo un hueco y que muy pronto firmará el contrato por el que tanto está luchando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *