web analytics

Óliver Miranda

Periodista & Community Manager

Menu

la simetría de la mesa


El alcohol de mi Estrella es lo único que rompe la simetría de la mesa que comparto en un soleado mediodía en el barrio de Gràcia. Hace unos días, el miembro de Al Qaeda, mejor dicho, el moreno, atlético, con barba atractiva… correspondió a mi invitación de la semana anterior con una tarjeta que cambió mis planes de ‘lunes de tapper’. Dos menús en un rincón francés del que ya hablé en su momento.

Llega puntual, a pesar de que el trabajo le tenga colgada del telefóno todo el día. Su hipotética demora me hubiera puesto a pensar en Rosalita y en aquello que escribió una vez. Mientras comemos descubrimos que hace cada uno lejos de las noches falstaffianas donde acostumbramos a vernos… Acabo de pensar en la cantidad de gente que sólo conozco en horario nocturno. Siempre he soñado con disponer de un agujerito desde donde poder ir espiando a unos y otros cuando la luna se convierte en simple comparsa del sol… ¡Dios sabe cuán diferentes son algunos falstaffianos lejos de Venus 3!

2 thoughts on “la simetría de la mesa”

  1. Irene dice:

    Vale más la pena ver una cosa por primera vez que conocerla, porque conocer es como no haber visto nunca por primera vez, y no haber visto nunca por primera vez no es más que haber oído contar.

    Fernando Pessoa,
    Poemas inconjuntos.

    … es en la ReLectura de según que libros cuando consiguo quedarme con la esencia de lo que me cautivó en una primera lectura; no puedo estar de acuerdo con Pessoa, salvo que entienda que es tan grande ese sentimiento de fascinación inicial que no se puede igualar a un conocimiento más detallado; una imaginacón desbordante tiene estos inconvenientes, topa siempre con una realidad mucho más prosaica, realidad ante la que mi curiosidad me proporciona un blindaje a prueba de balas!, curiosidad que me brinda conocerme un poco más a través del espejo.

    1. Óliver dice:

      Me quedo con la idea de conocer a alguien convirtiendo los momentos compartidos en primeras veces. Seamos francos, no siempre es factible, pero lograrlo de vez en cuando es fantástico.

      … una curiosidad que te llevará hacia el éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *