web analytics

Óliver Miranda

Periodista & Community Manager

Menu

mis vecinos no estaban muertos


Justo cuando mi muñeca izquierda tuerce a la derecha, liberando una metálica y acristalada puerta, aparece su bastón y su pausado caminar. Mis vecinos no estaban muertos, y si hace algunos meses lo afirmé basándome en la ausencia de olor a putrefacción en mi rellano, ahora lo puedo comprobar algunas tardes cuando alcanzamos el portal juntos, cuando le abro la puerta, cuando compartimos palabras, sonrisas, y un breve y cordial saludo que también sirve de despedida.

En una urbe que nunca detiene su acelerado paso, un octogenario, que junto a su mujer reparte su vida entre el Mediterrano y el Atlántico (seis meses en cada extremo de la península), vence los metros con parsimonia y elegancia, pasea cada tarde por las calles de Gràcia sin mayor objetivo que caminar. Me encanta. A veces, cuando nuestras puertas se abren al mismo tiempo, le pregunto por su caminata cotidiana, destacando su esfuerzo y piropeando su físico. Algo ruborizado agradece mis palabras, dándome pie para que le devuelva las gracias explicándole que se ha convertido en un ejemplo para mí. Estoy seguro que si un día llego a sus años y mi piernas responden igual que las suyas, me acordaré de él, de su bastón y de tímida sonrisa.

4 thoughts on “mis vecinos no estaban muertos”

  1. Paula dice:

    “Suspis”, bon Nadal i feliç Any Nou!

    El dissabte se’t va trobar a molt a faltar a Venus 3… I també el comandament de tabac!

    Petons!

    1. Óliver dice:

      ei Pau!
      Bon Any Nou!
      Ets una fumeta empedernida i a més una ‘liante de campeonato’. ¡Et vaig veure per un foradet montando el espectáculo! No m’ho puc negar ;P

      Petons (de part meva i del ‘Suspis 2’)

  2. Paula dice:

    “Montando el espectáculo”? Això no és cert!!! Només li vaig dir al jovenet de la porta que a mi m’agradava més el silence-maker-1 perquè, a banda de ser un encant, sabria indicar-me perfectament on era el bar més proper on comprar tabac pel cas de que no funcionés la màquina de Venus 3…

    PD: Què cabritos…

    1. Óliver dice:

      Tens raó, ho reconec, m’ha sortit la vena amarillista i he fet d’un parell de comentaris un notícia en portada, és el que té el ‘periodisme sensacionalista’ 🙁
      Per la propera ja li comentaré un parell de llocs on anar a comprar tabac, encara que potser és millor que no me’n porti el mando a casa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *