web analytics

Óliver Miranda

Periodista & Community Manager

Menu

rueda de prensa


El técnico de sonido pone el toque de humor en los prolegómenos de una rueda de prensa que ha cambiado mucho desde mi primera vez. ¡Cuánta alegría…, cuánto alboroto en aquel lejano 2005! Cuando la burbuja estaba en pleno apogeo, cuando construir más que nadie en Europa era un orgullo para España. Es cierto, preveyeron un final de ciclo, pero sólo un simple y suave retroceso, no el salto al vacío que estamos viviendo actualmente.

Me siento en la misma fila de siempre, en el mismo extremo de cada año. Desde allí veo a un cámara preparando los bártulos al tiempo que la redactora anota algo en su libreta antes de echarle un ojo a la nota de prensa.

Comienza el espectáculo. Fijo la mirada al otro lado de la sala.  El verde viste a una esbelta joven que ha llegado de espalmada a la cita, lo sé porque ha anunciado su fiesta nocturna hace un rato mientras departía con los colegas y se tomaba un café para despertarse. Sí señor, ese es el periodista del siglo XXI, capaz de correrse una juerga de narices durante toda la noche sin que su rendimiento baje un ápice en una rueda de prensa a las diez de la mañana. Tengo en mi agenda algunos nombres que entran en este perfil y de los que envidio esa capacidad de recuperación.

Antes de acabar con los ruegos y preguntas miro a mi derecha donde unas gafas Dolce&Gabbana, calzadas con zapatos italianos, desenfundan una pluma Montblanc que subraya con cariño los datos de una noticia que muchos conocían, pero que pocos se atrevieron a anunciar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *