en descategorizado

sigo creyendo en el 'networking', pero…

No recuerdo en cuál exactamente, pero sé que fue en una de las treintayuna madrugadas que tuvo el mes de julio de 2007 cuando abrí mi perfil en facebook. Un año más tarde comenté que todo aquello ‘comenzaba a acojonarme’. Ahora, dieciocho meses después, sigo creyendo en el ‘networking’, por supuesto, pero hay ciertos usos de las redes sociales que no me gustan un pelo.

Hace algún tiempo decidí blindar mi perfil, dejar de enviar información personal a diestro y siniestro, y evitar que, en la medida de lo posible, se utilizara mi imagen sin permiso previo. Por no hablar de los mensajes personales en un muro al que pueden acceder más de 200 personas… ¿Cancelar mi cuenta? Ni pensarlo. La única manera de ‘defenderse’ de esta ‘locura social’  en formar parte de ella, además, lo dicho, la posibilidad de crear una red social imposible de imaginar hace algunos años me sigue pareciendo fascinable.

¿Quieres escribir un comentario?

Comentario