dell mini9

“Este modelo no tiene disco duro, ¿lo sabes?”, comenta el encargado de la zona de informática del Carrefour de Glòries. Su estupidez, sumada al hecho de que no me deje tocar el Dell Mini9 que he venido a comprar, me calientan la sangre y decido seguir rumiando mi decisión. Por favor, que nadie me pregunte por qué prefiero comprar por Internet antes que desplazarme a una tienda, con vendedores de este nivel…

Cinco minutos más tarde tengo el Mini entre mis manos. He cambiado de intermediario porque con el primero he decidido no volver a tratar en la vida, ni con el primero ni con todo el centro comercial si el resto de trabajadores tienen la misma destreza al vender.

He aquí una de las anécdotas de un viernes de compras: un mini ordenador en el Carrefour y una botella de agua en el PC City, increíble, cierto, pero no imposible.

2 comentarios sobre “dell mini9”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *