web analytics

Óliver Miranda

Periodista & Community Manager

Menu

retazos alemanes


Entrada pendiente. Retazos alemanes. La cena ‘en familia’: con rusos, franceses, belgas y una mirada que sigue casi igual de entristecida y enrabietada como la dejé. Un tímido baile que se convierte en una sesión del ‘Duvet’ (otrora ‘Imperator’) de la que huyo antes de llegar la medianoche. Un paseo nocturno y solitario por la Colonia más iluminada. Una visita a un supermercado para saber cómo están allí los precios. Un par de borrachos haciendo equilibrio con seis de las veinte latas de cerveza que llevan en el cuerpo. Mi primera casa de apuestas. La Catedral de noche…

…la Koelnmesse; los stands de más de 1.500 metros cuadrados; los módulos de seis… las comparaciones son odiosas. Unos ojos que me obligan a suscribirme a una de las mejores revistas europeas de arquitectura (vuelvo a caer como lo hice aquel lejano mes de junio). La sala de prensa… las comparaciones siguen siendo odiosas: menús simples pero baratísimos, butacas para juguetear con el wifi gratuito o echar una mini siesta, ordenadores con conexión a Internet, taquillas, guardarropía…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *