en descategorizado

hablemos de ayer

Leo en diagonal el guión de un late night que encontré anoche encima de la mesa del comedor. Sí señor, a esto se le llama tenerlo todo bajo control. Desde el “Buenas noches desde…”, hasta el “Mañana…”

Estoy haciendo tiempo, mejor dicho, quemando los minutos hasta que llegue la medianoche y con ella Venus 3. Hablando de tiempo…, hablemos de ayer. Aterrizo en Barcelona a las 19:30 (plácido y adormecido viaje el mío, ninguna aventura reseñable) y llego a casa a las 20:12. A las 21:00 estoy en el punto de encuentro. Él lo está cinco minutos más tarde. Por teléfono hemos quedado en hacer algo rápido pero ambos sabemos que terminaremos en Os Rios. 22:10. Rosa recoge la merecida propina que le he dejado en la barra.

Llego a Venus 3 a las 22:30, tampoco tengo nada mejor que hacer. Son las 03:30, salgo del Falstaff. Hasta aquí el timing de una noche planeada.

A las 03:31 comienza una improvisada madrugada…

¿Quieres escribir un comentario?

Comentario