en descategorizado

desde el victoria hotel

Son las 7:19. Me espera la ducha, el armario, el desayuno y una agenda apretadísima. Tengo mucho que contar, pero poco tiempo para hacerlo… Prometo que lo haré.

Actualización. Ma que calda! Siete horas más tarde, aquí estamos. Vuelvo a quedar con la ducha y el armario. En media hora, rumbo ‘alla Reggia di Venaria Reale’. Antes de llegar al hotel, parada estratégica. Necesito un bañador. Dudo entre lo excéntrico y clásico con toque moderno. Salgo de ‘goldenpoint’ con la segunda opción. Mañana necesito encontrar un momento para visitar la pequeña piscina del hotel. Hay ciertas citas a las que no puedo negar; otras son secundarias, por ejemplo, el partido de esta noche.

00:10. Llego a la habitación con dos pintas y una mísera hamburguesa metidas en el cuerpo. Al final no me perdí la cita secundaria, la principal tendrá que esperar.

¿Quieres escribir un comentario?

Comentario

  1. Hola guapetón !!!

    Que tal vas ????, ey !! no me pierdo una foto tuya con tu nuevo bañador !!

    Mucha suerte y pásalo bien, esperamos más noticias.

    Besitos

  2. Ei Isa!
    Ahora actualizo un poco esto y ves cómo va la cosa. Del tema del bañador… habrá que verlo porque la agenda está mu’ mu’ apretada, y la piscina no está abierta las 24 horas.