web analytics

Óliver Miranda

Periodista & Community Manager

Menu

"¡mi cartera!"


Llego al vestíbulo de la estación a las siete y tres de la tarde. No hay opción. El siguiente es el de y doce. No hay alternativa, pero poco parecía importarme hace un rato cuando salía de la oficina con una tranquilidad impropia en mí. Y lo parecía aún menos cuando he invertido unos valiosos minutos en ordenar la mesa al milímetro. ¿Qué esperar de un tipo que no soporta el desorden ni en la cinta del supermercado? Todo un espectáculo.

Valido el billete. Mi móvil, mi iPod, mi cartera… ¿dónde está mi cartera? Vuelvo a palparme los bolsillos como esperando que aparezca de nuevo. Pienso incluso en mirar en la mochila. “Hazme un favor, si no está donde debía de estar, no busques en lugares donde no pueda estar, sino allí donde quizá lo perdiste”, aporta mi subconsciente. Dentro de mi paranoia comienzo a buscar al chico que ha validado su billete detrás de mí. No lo encuentro. Paranoico perdido echo cuentas. Hace un año y una semana alguien me robó la cartera subiendo a un nocturno autobús. Ahora acababa de ser víctima de un hurto en la entrada de un vespertino tren. ¡Cuánta poesía, cuánta estupidez, cuánta paranoia…! Entonces miro hacia atrás. Allí está, a tres metros de la máquina expendedora de billetes, con sus tripas chocando contra el suelo. Llamo la atención del guardia: “¡Mi cartera!”

2 thoughts on “"¡mi cartera!"”

  1. kermit dice:

    definitivament tens una flor al cul!

    El dia q no et passin aquestes coses perdràs el teu encant!

  2. Óliver dice:

    Estimat Kermit, sempre passen coses, sempre hi ha quelcom per contar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *