web analytics

Óliver Miranda

Periodista & Community Manager

Menu

gràcia de día (1ª parte)


Lo descubrí hace algunos meses, pero ayer terminé de confirmarlo. De día soy incapaz de moverme por el barrio de Gràcia con la misma agilidad que lo hago en mis ‘paseos’ nocturnos. Ayer intenté tomar la misma ruta que he seguido dos veces por semana durante el último año. Imposible. Me perdí una y otra vez. Pero… ¿qué narices hacía yo en Gràcia un miércoles por la tarde?

El lunes comenté brevemente el nivel ‘sexual’ de algunas notas de prensa, ¿verdad?, pues ayer estuve en una orgía. Cuatro contra uno. ¿Resultado? Satisfacción total. En ningún caso por el acto en sí, sino porque al salir por la puerta respiré aliviado, toda había terminado. Además, lo mejor sucedió antes y sucedería poco después.

Las cuatro menos cinco. Desde Còrsega veo movimiento en el Restaurante Bilbao. Me apetece pasarme. Mientras unos todavía están empezando el segundo plato otros pagan con rapidez (y en efectivo). Saludo a la tropa. El capitán en su mesa, en su restaurante, en su finca… Su vida. No rechazo su invitación y sacio mi sed con una coca-cola que sabe a gloria. Lo hago de pie, apoyando el vaso sobre una barra que pocos tienen el placer de probar.

Las cinco menos cinco… continuará…

Off topic: Necesito un gestor. Algo rapidito, pero lo necesito ya. ¿Quién me mandaría a mí hacerme autónomo? ¡Pa’ la miseria que gané!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *