en descategorizado

"puta vila"

Altísima, jovencísima,… de verdosa y amarronada mirada… Una alemana de metro ochenta se presenta en casa. Volverá a cruzar el umbral de la puerta dos horas más tarde. Tiempo suficiente para una distendida y atractiva conversación. “Puta Vila” (léase, Vila Universitària). Secundo la moción. Lo hago si me pongo en su piel. Si hace unos meses llego de Colonia y me planto aquí. Bucólico escenario de estudio; aburrido lugar si uno desea algo más urbano, más vivo (hace años que todo esto dejó de ser lo que era).

¿Quieres escribir un comentario?

Comentario