primera reunión de trabajo

El 3 de octubre de 2005 fue la primera vez que me senté en esta sala. Hoy ha sido la segunda. Aquí comenzó mi apuesta a largo plazo. Sin embargo, en estos últimos dos años y medio la situación no ha sido siempre muy positiva. Horas, horas y más horas, que si bien entran en los deberes de un joven plumilla, desgastan psicológicamente al niño que hay detrás. Después le llegó la hora a un autónomo inexperto que un día después de darse de alta bajó volando las escaleras de una estación de tren. Aquello no presagiaba nada bueno. Más tarde fui uno más en la cola para matricularse en el CAP. ¿Profesor yo? En medio de mi periplo en un instituto de secundaria, las dos estériles entrevistas de trabajo en otros tantos proyectos en la Red. Entonces, un centro desde la derecha, el delantero levita por encima de la defensa y justo en el momento preciso, su testa impacta contra el cuero… ¡gol! (me pierden el lenguaje futbolístico)

Hoy. Primera reunión de trabajo. Mi pluma y yo empezamos en tres semanas.

Off topic: El martes duermo en Alemania y todavía no sé cuándo sale mi avión, en realidad no se nada de mi excursión a Baal. Hablando de no saber nada. También desconozco la situación del primer y último presupuesto que ha salido de mi factoría periodística. Como ya escribí una vez: “Sin señales de vida, el silencio se convierte en afirmación. En la afirmación de la negación”.

8 comentarios sobre “primera reunión de trabajo”

  1. Me pierdo un poco en tu prosa, pero supongo que tengo que felicitarte!!

    Suerte en ese nuevo reto!!! (Y cuidado con las escaleras de los transportes públicos…)

  2. @ motos: Be patient, diría yo.
    @ Lucía: Agradezco que te adentres en mi humilde prosa. Algo oscura, lo sé, pero hubo tiempos más negros. Gracias por las fecilitaciones. Ah! Ahora siempre bajos las escaleras agarradito a la barandilla.

  3. @ Judith: Vaig tenir un problema una mica greu i ara intento no tornar a ‘volar’ 🙂
    @ Isa: A ‘este mundo’, nunca mejor dicho. Es un placer. Después de patearme otros muchos mundos, me gusta la idea de habitar intensamente en uno.

  4. si, si, alguna cosa he llegit. Com que dissabte també t’havies fet mal pensava que havies tornat a caure per una escala. Sorry…

  5. Te puedes creer que lo había olvidado! Supongo que como no fue nada grave, aunque sí un poco aparatoso (sí sí, volví a caer por unas escaleras), no le di la importancia del gran ‘guarrazo’ que me dejó inmóvil unas cuantas semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *