en descategorizado

sordo maleducado

Tengo una cierta sensación de déjà vu. Creo haber escrito sobre esto antes, no es la primera vez que me sucede. Es un drama. Sacar el iPod y ver que está muerto. Sí señor, sales de casa con horas muertas que cubrir de música y descubres que viajas sin batería. Y cuando todo va mal la cosa empeora. En tu vagón de siempre está el sordo maleducado de siempre. Ese que tiene que poner el volumen a tope y además utiliza unos auriculares de mierda. Estas cosas claman al cielo. Si tiene dinero para comprarse unas bambas de marca no podría hacer un pequeño gasto en solidaridad con su entorno. No obstante, aún podría ser peor, pero este personaje no tiene la manía de poner la música por los altavoces del móvil, como si el resto del vagón estuviera pidiendo a gritos una sesión de reggaeton.

¿Quieres escribir un comentario?

Comentario

  1. A mí me pasa siempre que me quedo sin batería y pasan días hasta que recuerdo ponerlo a cargar (no el Ipod, que yo tengo uno Rimax que también es blanco y costaba tres veces menos, ahora es verdad que no es tan bonito …).

    Y lo de los que escuchan música en los altavoces externos no tiene nombre …

  2. Yo no podría estar dos días sin batería. Me lo apunto en la lista de ‘prioridades máximas’ por si las moscas.
    Tu fuiste la pragmática; yo me dejé cegar por el diseño 🙂