en descategorizado

acompañando mi sobremesa

12.15. Hesperia Tower.

Corbacho (el actor) departe en una escondida mesa mientras decenas de expertos en estructuras recorren el hall. Entro en el salón de exposiciones.

– ¿Nos conocemos?
– No.

Miente. Bueno, en realidad no miente porque no me conoce. Sin embargo, sí sabe porque me suena su cara. Estuvo acompañando mi sobremesa durante meses, haciendo de mala en una exitosa e interminable telenovela catalana. Demasiado tiempo para olvidarla. Ha vuelto a casa después de que Madrid no le dejara triunfar. Espero que lo de azafata sea un desvío temporal en un camino hacia el éxito.

¿Quieres escribir un comentario?

Comentario