en descategorizado

plan b

Dirección Hendaia una cafetera del siglo XIX atraviesa la petroquímica de Tarragona. En una dominical y nublada mañana sufro las consecuencias del sueño acumulado. Dormir la tarde del viernes lo que la pasada noche habías dejado escapar, y volver a repetir el tímido descanso de tres horas el sábado, preveía lo que al final termina sucediendo. Me acuesto a las cinco de la mañana con la falsa convicción de que estaré en pie en una hora.

Abro los ojos a las ocho. Sin prisas, el plan A está a punto de salir de la estación de Sabadell, compro un billete para esta cafetera desde la que ahora escribo. Con el plan B llego a tiempo, sin un minuto de descanso, pero a tiempo.

En la estación, mientras espero mi tren, paso por una librería. No consigo recordar cuánto hacía que no compraba nada impreso. Sin embargo, hay ciertas compañías imprescindibles. Y ella está en el top. Leonor Watling. Es la morena más intocable, literalmente hablando, aunque personalmente odie su inseparable nicotina. Hablando de drogas legales, tengo que reencontrarme con otra morena. Ésta con la firme convicción de mandar a la mierda al tabaco.

¿Quieres escribir un comentario?

Comentario