web analytics

Óliver Miranda

Periodista & Community Manager

Menu

el árbol del recuerdo también murió


Está muerto. Igual que lo está su homenajeada.

Meses después de la última despedida, este árbol debería comenzar a crecer con fuerza hacia el cielo, debería florecer en primavera y al cabo de unos años debería ser el recuerdo más duradero de un gran mujer que formó parte del inicio de todo este complejo residencial.

Ya ves, el árbol del recuerdo también murió.

¿He oído desidia? ¡Adjudicado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *