web analytics

Óliver Miranda

Periodista & Community Manager

Menu

la chica parecía maja


Como iba diciendo ayerLa chica parecía maja aunque tampoco la hubiera calificado de sublime, pero nunca percibí ninguna malicia en aquella mujercita que no hacía mucho acababa de entrar en la UE. Sin embargo ayer… ayer llegó a su casa con ese ritmo frenético con el que actúa a veces. Pim, pam, pum. De repente, lanzó una pregunta: “¿Para llegar a la Pedrera?”. “Pues…” Me gustan las respuestas elaboradas cuando son necesarias, y esta vez, creí que lo era. Más aún cuando podía haber una confusión entre la salida de los Ferrocarrils y la del Metro. Sin embargo, ella no pensaba lo mismo.

En el primer punto y seguido de mi discurso me miró con cierta cara de desprecio y me espetó que sólo quería saber en qué parada de Metro debía bajarse. “En Diagonal, bueno pero tú vendrás de los Ferrocarrils…” Otra vez. Nuevo corte y allí terminó nuestra relación para siempre. Bueno, también le ayudé a encontrar un mapa para situarla pero aquello empeoró aún más las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *