en descategorizado

primer turca local

He tardado más de 23 años en pillar la primera turca local. Es decir, la primera vez que vuelvo a casa borracho porque los cubatas me los tomo en el pueblo. Y tenía que ser en Nochebuena. En la primera Nochebuena que dejo de lado el vino y el cava. Pedí el primer Four Roses y ya supe que aquello, a poco que lo alargara, no acabaría bien. Me gusta cortito y con un hielo. Me lo pusieron cargadito y con dos hielos. Las cuantas son claras, cuatro cubatas (ocho de los míos – mi límite está en tres) sentenciaron la noche. A las tres y media llegué al catre algo indispuesto. Nunca más.

¿Quieres escribir un comentario?

Comentario