en descategorizado

'amigo invisible'

Hacía tanto tiempo que no entraba en un ‘Chino’ que había olvidado esa sensación de tener tantas cosas al alcance de la mano a un precio tan asequible. En realidad no necesito más del 0,001% de todo aquello, pero… ¡qué narices! El ‘amigo invisible’ parece ser un invento de los orientales para acabar con el stock de horrendos productos que nunca hubiera imaginado envueltos en papel de regalo. Finalmente vuelvo al pragmatismo y compro un Euroconector para descubrir, por fin, la TDT. Para el ‘amigo invisible’, un Montecristo.

Off topic: De vuelta a casa… la actriz por segunda vez en algo más de un mes. Esta vez en Barcelona y algo más tranquila que en aquel nocturno puente aéreo.

¿Quieres escribir un comentario?

Comentario