en descategorizado

el tiempo va enterrando los recuerdos

No sé nada de ella desde hace meses. Inicios de septiembre. Sin embargo, esto no es el siglo XVIII, sin teléfono, sin Internet,… y una llamada serviría para saber qué hace, dónde esta, qué es de su vida… Ella no llama. Yo no llamo. Silencio. Funciona así. De esta manera, poco a poco el tiempo va enterrando los recuerdos, hasta que un día comienzas a tener lagunas mentales…

¿Quieres escribir un comentario?

Comentario