web analytics

Óliver Miranda

Periodista & Community Manager

Menu

alvia


Alvia. Coche 1. Asiento 6A.

La madrileña sentada en el 7B es una de esas mujeres acostumbradas a la clase Preferente. Algunos viajamos en estos asientos espaciosos de Pascuas a Ramos, otras, nacen metidas en uno de estos vagones. De esta manera, después de más de una hora y media hora de viaje en autobús desde Barcelona llegamos a la estación del Camp de Tarragona y ella no deja de vociferar a través del móvil que esto es una vergüenza: “El problema es cómo nos llevan, es unos autobuses donde casi no cabemos…” Sesenta años yendo en taxi conlleva estos problemas, no saber qué hay al otro lado. El viaje a Lleida ha sido un mero paseo, casi como el de Zaragoza. Llegamos con una hora de retraso y Renfe se lava las manos.

¡Ah! Tener una habitación doble (para uso individual) y disponer apenas de diez horas para disfrutar de ella… no logro entenderlo. Será la falta de costumbre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *