en descategorizado

'killer'

Las cinco de la mañana. Veinte personas en el piso. Los restos de una gran fiesta. La puerta abierta y el equipo de seguridad haciendo su trabajo, pero lejos de aquí. Cuando no tienes visitas indeseadas y vives con unos vecinos con mucha marcha o con el oído sin afinar, tú eres el único que le pone fin a la noche. Una noche completita: con un ‘killer’ dándolo todo por conseguir su objetivo; el alcohol multiplicándose por momentos (aunque uno sólo tuviera ojos para el Four Roses); unos que huyen sin despedirse; otros que dicen que se marchan pero parecen no encontrar la puerta; la que te pide el pijama porque tiene sueño; y el que intenta dormir a pesar de los gritos y la música.

¿Quieres escribir un comentario?

Comentario