web analytics

Óliver Miranda

Periodista & Community Manager

Menu

la consulta del médico


Sin mitones las manos se liberan y ahora sólo sufre el tobillo derecho. Podría sufrir mi paciencia después de treinta minutos de espera, pero tú eres el culpable del retraso. Además, tus últimas visitas a la consulta del médico ya te han servido para acostumbrarte a los tempos de este edificio. Sino, ¿por qué estás trabajando en medio del silencio, los murmullos y los enfermos? Ya sabes cómo funciona esto.