en mis inicios...

'la madre de fabián'

Como a Javier Álvarez “Hoy me vino a la cabeza…”

Me vino a la cabeza uno de los momentos más mágicos que recuerdo. Mensaje nuevo. Ella a un lado de una diminuta playa artificial. Tú, al otro, apoyado sobre un barcaza de atrezo. Medianoche. Los fuegos artificiales volverán mañana a ese lugar de espectáculo diario e ininterrumpido. El mensaje es suyo. Te escribe porque no puede, no quiere o no sabe como oralizar sus sentimientos. Terminas de leerlo. La miras. No. Sí. No. Definitivamente, no. Aquello es imposible, aunque meses más tarde termine en tu cama, imposible. Nada que hacer.

Esa noche la abracé como nunca antes lo había hecho. Lloré como nunca antes…