en mis inicios...

let's go

Me sentencias: “Te gusta hablar. Pero al final, no dices nada”. Es tan cierto… Aquí me escondo entre metáforas en oferta. En el cara a cara, con gilipolleces que no llevan a ninguna parte. A ninguna parte. Justo en el lugar donde estoy ahora. Me gustaría que estuvieras aquí. Sólo te pediría dos cosas. Un abrazo y una patadita en el culo para hacerme reaccionar.