en mis inicios...

sueños

Si vivimos inmersos en sueños, no somos más que marionetas de nuestra imaginación.