en mis inicios...

triunfando en la pequeña pantalla

Idiota. Profesor, eres un idiota. Ella subida al éxito. ¿Tú? Ni Dios sabe dónde diablos te has metido. La encerraste un año más en aquella jaula que sinceramente le ha servido para bien poco. Tan sólo para entrar en un mundo donde siempre tuvo un puesto asegurado al lado de los mejores. Mis informadores la situaban en un lugar estable, pero poco confortable para sus pretensiones, así que dejó la seguridad de un puesto fijo por cumplir su objetivo. Lo ha conseguido. La vi ayer, triunfando en la pequeña pantalla.