en mis inicios...

nada roto

Nada roto. Nada fuera de su sitio. Me vuelvo a casa. Mis mujeres se tranquilizan.