las ficticias realidades ahogan

Encerrado en la misma libertad que fabricaste hace tiempo, intentas huir hacia una prisión que te ayude a respirar. Te avisé. Las ficticias realidades ahogan, y lo hacen lentamente.